GLS

GLS apuesta por minimizar el impacto medioambiental del transporte

TRANSPORTE

El operador de mensajería GLS apuesta por minimizar el impacto medioambiental del transporte ya que está centrado en la modernización de la flota existente, la planificación de las entregas y la mejora del flujo de paquetería en las áreas urbanas, incluso haciendo entregas en bicicleta o a pie.

De hecho, GLS está apostando cada vez más por el desarrollo de almacenes urbanos y la planificación eficiente de rutas, en combinación con bicicletas y furgonetas eléctricas, así como vehículos que cumplen con la normativa Euro 6.

Además, la empresa está impulsando el cambio a la electricidad ecológica en todas sus instalaciones y trata de buscar nuevos modos de ahorrar en agua, papel, electricidad y energía calorífica. Un claro ejemplo está en las delegaciones de Barcelona, Zaragoza y Vitoria, donde solamente utilizan energía de fuentes renovables o regenerativas desde 2016.

Asimismo, el operador apuesta por la modernización de la flota existente y el uso de energías alternativas para lograr reducir las emisiones en el transporte, pero también está trabajando en otros proyectos para la planificación de las entregas con el fin de ahorrar recursos.

Por otro lado, la compañía de transporte de paquetería DHL Express ha inaugurado unas instalaciones en el área logística de Málaga (España). De hecho, la nueva sede malagueña se ha conseguido gracias a la colaboración de la Red Logística de Andalucía y tiene una superficie construida de 1.300 metros cuadrados.

1 comentario sobre «GLS apuesta por minimizar el impacto medioambiental del transporte»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *